((i))
 inicio >>

Idiomas:
English
Español

Publicar >>

Admin >>

Archivo de noticias >> 

Archivo editorial >> 

Temas:
PACHA, KAUSAY, QAMA | OTROS CONTINENTES

ABYA YALA PACHA MAPU | TERRITORIO CONTINENTAL

TAWANTINSUYU | REGION ANDINA

QOLLASUYU

LAYAS, MARKAS, AYLLUS, TRIBUS | NACIONES Y PUEBLOS INDIOS

RUNA MASHINCHIS KAUSAYNIN, QAMAWI | IDENTIDAD SOCIAL

NUNA, SAMAY, SINCHI, CH'AMA, AMUYU AJAYU | ESPIRITUALIDAD

SUYUQ KAMACHIYNINKUNA, QELQA, PUSI SUYUNA | PROCESO POLITICO DEL TAWANTINSUYU

PACHAKUTIQ RUNA, YUYAY, AMUYU | MOVIMIENTO GENERACIONAL

TAWANTINSUYUQ KAUSAYPACHAN, JAKAWI | PROCESO HISTORICO

RUNA YUYAY YACHAYKUNA, YATICHAÑA | EDUCACION INTERCULTURAL

PACHA MAMAQ KAUSAYNIN, AYNOQA QAMAWI | TERRITORIO Y BIODIVERSIDAD

RAYMI P.UNCHAY, ANATA URU | AGENDA CULTURAL


Toma de Sevilla 12 de octubre de 1991

Carlos de Urabá, 11.10.2011 20:08


Hoy se cumplen 20 años de la toma de la catedral de Sevilla como parte de los actos organizados contra el « V Centenario del descubrimiento de America 1992 »

Toma de la Catedral de Sevilla
Toma de la Catedral de Sevilla

Adela Príncipe , Alocución
Adela Príncipe , Alocución

Minuto de silencio
Minuto de silencio

Colón, el pirata
Colón, el pirata

detención del brujo Tupak Tinoco
detención del brujo Tupak Tinoco

manifestantes indígenas
manifestantes indígenas


En 1991 en vísperas de conmemorarse los 500 años del « descubrimiento de América » -que las autoridades eufemísticamente llamaron « encuentro de dos mundos » innumerables voces críticas se levantaron en América Latina y España. Aquellos que se sentían solidarios con la causa de los pueblos indígenas, las víctimas directas del genocidio y la destrucción de sus culturas se organizaron para hacer frente a tamaña afrenta. No podíamos quedarnos con los brazos cruzados pues este era un insulto artero contra la memoria de nuestros caídos, de nuestros ancestros y de nuestro continente Abya Yala (madre tierra en permanente juventud) Sobre todo, teniendo en cuenta que la conquista continúa y que no hay ninguna esperanza de que se detenga.

Estos sinverguenzas descendientes de los conquistadores y colonizadores se aprestaban a festejar por todo lo alto uno de los hechos más crueles y pavorosos en la historia de la humanidad.

« En 1992 van a coincidir en el Estado Español una serie de celebraciones y efemérides (Expo, Olimpiadas y Capitalidad Cultural) que, contempladas globalmente, nos convertirán en el escaparate mundial del nuevo modelo del capitalismo avanzado, que se presenta como única vía para el progreso de la humanidad. Todo este espectáculo que prepara el poder inaugura también la construcción emblemática del capitalismo: el Mercado Único Europeo. »

La idea de consolidar una plataforma bajo el lema de « Desenmascaremos el ?92 » fue impulsada por militantes anticapitalistas, ecologistas, autónomos, libertarios y antiglobalizacion que veían en la EXPO?92, las Olimpiadas, la celebración del V Centenario y la capitalidad europea de la cultura de Madrid como la cara más perversa del modelo desarrollista de la modernización económica española.

« Se trataba de una crítica al progreso tecnológico, desde fuera de la política institucional, con una clara vocación de enfoque multilateral de los problemas sociales y medioambientales y una forma de intervención basada en la Acción Directa y la constitución de espacios unitarios. Los contenidos de D?92 fueron demasiado generosos y avanzados para la izquierda del momento. La campaña se desarrolló sobre todo en Madrid y Sevilla, protagonizada en solitario por redes sociales radicales y juveniles. La represión fue muy violenta »

El gobierno español encabezado por Felipe González y Alfonso Guerra, miembros del Partido Socialista Obrero Español, decidieron que había llegado la hora de deslumbrar al mundo con un hecho sonrenatural: la Expo Universal Sevilla 92 y los juegos Olímpicos de Barcelona. España tenía que ingresar por la puerta grande en el club de los países más poderosos del planeta. Por tal motivo se tiró la casa por la ventana construyendo grandes monumentos a la vanidad y la megalomanía. Inversiones multimillonarias en dinero público y privado, sumadas a las ayudas a fondo perdido de la Comunidad Europea que se destinaron a resucitar « el imperio donde jamás se oculta el sol » los políticos, empresarios, inversionistas y especuladores aprovecharon la coyuntura para llenarse los bolsillos a cuenta de los presupuestos del estado. El despilfarro y la corrupción fue el común denominador de ese magno espectáculo. Carlos Solchaga, Ministro de Economía por aquel entonces, nos advirtió que: « España es el país del mundo donde más rápido se puede hacer uno rico » - la crisis económica que se vive actualmente tiene su origen en esas orgiasticas bacanales. La monarquía no queda exenta de responsabilidades pues empecinados por festejar las grandes hazañas de la España imperial nos han arrastrado a la ruina. El Mercado Único Europeo que se presentaba como una auténtica maravilla por su capacidad innovadora y competitiva global ironías del destino 20 años después muchos de sus miembros se encuentra al borde del naufragio. - Los inventores de mitos y hazañas nos engatusaron con su charlatanería barata y nosotros inocentes caímos en la trampa.

El « V Centenario del Descubrimiento de América » pretendía ser un acto de exhaltación nacionalismo español reivindicando la política del « Imperio hacia Dios » instituida por la dictadura franquista. Los fastos y oropeles tenían que marcar época y por ende elevar a los altares la figura del pirata y negrero Cristobal Colón, considerado por sus incondicionales como « el valeroso navegante que tomó posesión en nombre de Isabel y Fernando del Nuevo Mundo »

Durante los días 11,12,13 octubre de 1991 se desarrolló en Sevilla el acto de presentación de la campaña « Desenmascaremos el 92 » en el que una serie de colectivos, asociaciones y coordinadoras del estado español se dieron cita para debatir temas como la lucha contra la globalización económica y el neoliberalismo, las relaciones de explotación y saqueo del norte al sur. El movimiento okupa y los insumisos fueron los protagonistas del encuentro pues en esos momentos existían en España una gran simpatía por sus reivindicaciones. -Sin duda ellos son la chispa creadora de los actuales « indignados » En el manifiesto final del certamen se decidió apoyar solidariamente todas las actividades que los pueblos indígenas propongan en la campaña « 500 años de resistencia indígena y popular » y denunciar la farsa y el derroche de las celebraciones del 92: Expo de Sevilla Olimpiadas y la capitalidad cultural-

Para cerrar las jornadas estaba programado un contradesembarco indígena en la Torre del Oro. Había que actuar con astucia y anticiparse a los acontecimientos pues en 1992 todos los organismos de seguridad iban a estar alertas para reprimir cualquier acto de protesta- en la Expo 92 el Gobierno Español movilizó 10.000 agentes repartidos entre Policía Nacional, Guardia Civil o Policía Local, sin contar el personal de Seguridad Privado. La Asociación de Estudiantes Latinoamericanos de Madrid y el Colectivo Okupa de Minuesa reclutaron una gran cantidad de voluntarios que se trasladaron hasta Sevilla en tres autobuses que se alquilaron para la ocasión.

Ese día 12 de octubre se presentó muy frío y lluvioso, un total de 300 personas completamente empapadas se congregaron en torno a la Torre del Oro para dar la bienvenida a los indígenas. Éstos a bordo de unas barcas traían de regreso a la « madre patria » la espada, la biblia, la cruz, las armaduras, el yelmo, es decir, los símbolos de la conquista y la colonización. Además, portaban una carta dirigida a Alejandro Rojas Marcos, Alcalde de la ciudad, exponiendo las razones por las que debería suspenderse la Exposición Universal 1992. Los indígenas originarios de Perú, Colombia, Chile, Argentina adornados con sus pinturas ceremoniales en sus rostros y vestidos a la usanza tradicional de sus comunidades realizaron un pasacalles multicolor entonando cánticos alegoricos.

Todos unidos con un mismo objetivo en común el colectivo okupa, los insumisos, los antisistema, los anarquistas, los anticapitalistas, los indígenas, los inmigrantes en una alianza fraterna inquebrantable. En un principio tomó la palabra la indígena quechua Adela Príncipe, perteneciente a la comunidad de Pampa de la Quinua, Ayacucho, Perú, quien no dudo en condenar la celebración de la Expo 92 « es una locura que el gobierno español pretenda convertir en fiesta el genocidio y la barbarie  ». Tras guardar un minuto de silencio por las victímas del holocausto, Acto seguido Carlos de Urabá conminó a los manifestantes a dirigirse hacia la catedral de Sevilla.-de dónde salieron bendecidos todos estos truhanes- Se desplegaron las pancartas reivindicativas y los manifestantes marcharon alineados por la avenida de la Constitución en busca del templo mayor del nacional-catolicismo. De inmediato, hicieron acto de presencia las fuerzas del orden movilizadas en varias furgonetas que hicieron sonar sus sirenas para intimidarnos. Ese puñado de valientes para algunos (señoritos andaluces) no era más que una representacion marginal de la sociedad que sólo inspiraban asco y desprecio. No importaba el número de manifestantes sabíamos de antemano que la sociedad sevillana completamente alienada por los medios de comunicación se pondría de lado de los vencedores. Eso si, para sacar las muñecas vestidas de oro y los cristos de palo a pasear en Semana Santa sobraban miles de voluntarios. Esa es la cruel realidad de la Andalucia de los paniaguados y « capillitas »

Queríamos ir hasta la mismísima tumba de Colón a escupir su memoria y si se terciaba, profanarla. En todo caso la policía advirtió a los organizadores que teníamos terminantemente prohibido acercarnos a la catedral. Pero se hizo caso omiso al requerimiento y se continuó con lo planeado. No se sabe muy bien por qué un poderoso espíritu o una fuerza invisible nos dirigió hasta una de las puertas laterales del templo ? más tarde supimos se llamaba la puerta de las Campanillas- que en esos instantes se encontraba entreabierta pues estaba a punto de comenzar una boda. No lo pensamos dos veces y cual potros desbocados empujamos el pesado portalón con tal fuerza que el vigilante jurado que lo protegía se fue de bruces contra el suelo. La turba enardecida ingresó en el sagrado recinto en medio de un griterio atronador ¡Qué majestuoso! yo pensaba en lo que aconteció cuando los españoles a órdenes de Pedro de Alvarado mataron a cientos de indígenas, incluídas mujeres y niños, frente al templo mayor de Tenochtitlan o cuando los malditos misioneros profanaron las pirámides dedicadas a Huichilopoztli y Tlaloc, o cuando en Sogamuxi quemaron el Templo del Sol de los Chibchas o cuando Pizarro saqueó el Koricancha del Cusco. Ahora nosotros cientos de años después veníamos a tomarnos la revancha en nombre de nuestros hermanos.

« -Hagamos una iglesia tan hermosa y tan grandiosa que los que la vieren labrada nos tengan por locos » fueron las palabras de sus constructores de la catedral hace casi quinientos años ? y de veras que esa escenografía mastodóntica imponía respeto, en especial, las inmensas columnas góticas rematadas en bóvedas de crucería. Estábamos en las entrañas del monstruo, el bastión inexpugnable del nacional-catolicismo. Nosotros, mientras tanto, altivos enarbolabamos la bandera de Cuahutémoc, de Atahualpa, de Hatuey, de Tecun Uman y de tantos héroes y mártires asesinados brutalmenete por la espada imperial. Desde niños nos habían enseñado a respetar a la institución ecleciástica pues representaba los valores más altos de nuestra identidad. Entonces, ¿cómo nos atrevíamos a mancillar los principios bajo los que habiamos sido educados? Pero no era el momento para arrepentirse ni para darse golpes en el pecho. Se desencadenó tal escándalo que la boda de la alta sociedad sevillana se fue al carajo y los invitados tuvieron que huir despavoridos.

La Catedral de Sevilla de cinco naves, sesenta y ocho bóvedas y cuarenta y tres capillas, el tercer templo más grande del catolicismo había caído en manos de la « chusma pagana » . Una estampa digna de enmarcar en la posteridad. Para darle un sabor más exótico algunos « indios rebeldes » comenzaron a tocar los tambores de guerra, otros a soplar con furia los silbatos, otros chillaban o pegaban gritos de alegría. Las consignas se repetían sin cesar una y otra vez: ¡V Centenario maldito aniversario! ¡Colón cabrón de culo al paredón! ¡anti noventa y dos Sevilla India! La prensa tanto nacional como extranjera se hizo presente para dar fiel testimonio de lo que acontecía. Buscamos la tumba de Colón pero por culpa de la oscuridad no podíamos localizarla. Al final en el Altar de la Piedad vimos la escultura de cuatro pajes que cargaban sobre sus hombros un catafalco. Prestos todos la rodeamos entre alaridos de júbilo. Sin duda que se trataba de la misma pues en el suelo habían colocado una gran cantidad de coronas y ofrendas florales - y es que por la mañana pasó por allí la Condesa de Barcelona, la madre del rey, acompañada por el Alcalde de Sevilla Alejandro Rojas Marcos y toda la corporación municipal a rendirle honores al almirante de la mar oceana- Pero poco duraron sus regalitos pues un puñado de okupas y anarquistas dieron buena cuenta de estos destrozándolos a patadas contra el suelo.

¡Que emocionante! yo me dije que había llegado la hora de tumbar el ataúd de piedra donde descansaban los podridos huesos del filibustero. Pero tuvimos que contenernos pues los periodistas, los camarógrafos no paraban de plasmar cada paso que dabamos y hubiera sido muy contraproducente para nuestra causa tal osadía.

Sin perder tiempo varios indígenas disfrazados de tigres y de cóndores iniciaron el ritual de la Danza de la Muerte. En el ambiente se palpaba gran tensión y nerviosismo y no era para menos. Alguien desplegó una bandera pirata sobre la tumba del Almirante al tiempo que se extendieron por el suelo las pancartas alusivas a la protesta: «  Por Dignidad No al V Centenario » « Descubrimiento de América Acto de piratería » « Genocidio -etnocidio 92 » « No a la Europa del capitalismo » « La conquista continúa. No queremos que se diga ocurrió entonces porque sigue ocurriendo hoy » « Van a celebrar una fiesta a cuenta del sufrimiento de los pueblos indígenas y a las masas oprimidas del continente americano. El hambre, el despojo, los desaparecidos reflejan la cruel realidad de cinco siglos de humillación » « los dioses de muerte se alimentan de la sangre, el oro y las esmeraldas» Un brujo de la ciudad de Junín, en Perú, de nombre Tupak Raúl Tinoco encendió en un cuenco algunas ramas de incienso de copal para según sus palabras « maldecir a todos aquellos que han conquistado, esclavizado y destruido en nombre de sus dioses » Después extrajo de una chuspa un puñado de hojas de coca con las que procedió a realizar un acto de desagravio a la Pachamama (madre tierra).

De repente el órgano del catedralicio comenzó a interpretar himnos sacrosantos en un vano intento por acallar las voces de protesta. Los herejes han tomado la catedral de Santa María de la Sede, la Catedral de Sevilla, el nido de ratas de esos explotadores y mercaderes consagrado a la mentira y a la hipocresía.¡qué humillación más grande ! Los indios, los anarquistas, los ocupas, los insumisos, la más baja ralea, el lumpen está profanando una de las joyas más preciadas del patrimonio de la humanidad. La temperatura subía por momentos y la euforia colectiva no se podía contener. Nuestros corazones latían a mil revoluciones por minuto pues sabíamos que en cualquier momento la policía vendría a expulsarnos. Un cortejo fúnebre de depositó la espada, la cruz, el yelmo, la biblia y la armadura en al cripta. Al tiempo que emergía entre las sombras la figura de Adela Príncipe con un altoparlante en al mano. Llorando desconsolada pronunció un discurso precioso que jamás se borrará de mi memoria: « ustedes destruyeron nuestros pueblos, nuestros hermanos indígenas fueron exterminados, nos quitaron la lengua, expoliaron nuestros recursos, nos robaron nuestras tierras y no conformes nos esclavizaron. Hoy hemos venido aquí a demostrar que los símbolos de los conquistadores significan la muerte y no la vida como decía Jesucristo » cuando terminó sus palabras alzó entre sus manos la corona de alambre de púas símbolo de la tortura, el trazado de las fronteras y la propiedad privada y la tiró con desprecio sobre la tumba del bucanero mayor del reino.

Entonces se rasgó el velo del templo y comenzó el terremoto. Una voz ronca espeto enrrabietada ¡me cago en Dios desalojad la catedral ! Al grito de ¡Santiago y cierra España! entraron los tercios de la Policía Nacional blandiendo en alto sus porras y enseñando sus afilados colmillos cual fieras emponzoñadas. Las fuerzas represivas del Imperio Español golpeaban a diestra y siniestra a quien se le atravesara en su camino, los soldados de Cortés, Pizarro, Orellana, Federman o Jiménez de Quesada a traición, como es su costumbre, cargaban cobardemente contra los manifestantes. Monseñor Amigo, Arzobispo Metropolitano de Sevilla, el descendiente directo del cura Valverde, quien bendijo a los verdugos que ejecutaron a Atahualpa, llamó al 091 ordenando a sus sicarios desalojar a la fuerza el templo- pues según su eminencia estaba siendo profanado. A nosostros en la escuela nos enseñaron que la casa de Dios era inviolable, que allí los perseguidos y vilipendiados podían buscar asilo y protección según las leyes ecleciásticas. Pero ¡qué va! ese no era más que el cortijo del Arzobispo, propiedad privada que se reservaba el derecho de admisión. Los agentes endiablados se ensañaron sin compasión pasando incluso por encima de mujeres, niños y ancianos. «  infligiendo un castigo brutal e innecesario a los manifestantes » como declaró a la prensa posteriormente Luis Pizarro, concejal en el Ayuntamiento sevillano de de IU-CA, quien al día siguiente interpuso una denuncia en los juzgados. En la desbandada algunos indios, ocupas y anarquistas se parapetaron en el altar mayor de la catedral o se escondieron en los confesionarios. Aunque no faltaban los soplones que los delataban a la policía -ahí están los indios, ¡atrapadlos!- esa frase aún resuena en mi cerebro pues me recuerda la sentencia de Hernán Cortés en la toma de Tenochtitlan « ¡matádlos a todos! ¡No dejéis ni uno vivo!

Los guardias jurados del consejo catedralicio armados con nunchacos al estilo nijas amedrentaban a los amotinados. Pero ya era demasiado tarde pues se había consumado la venganza. El resultado del refriega fue de 15 detenidos y tres heridos, uno de ellos de gravedad ya que recibió un porrazo en la cara que le destrozó un ojo. Los arrestados fueron conducidos a la Jefatura Superior de Policía para prestar declaración. Muchos de los indígenas eran inmigrantes sin papeles que se arriesgaban a ser expulsados en cumplimiento de las leyes de extranjería. Pero el gobierno español prefirió dejar las cosas en paz y tras cinco horas incomunicados puso a todos en libertad.- La imagen de un país tolerante, respetuso de los derechos humanos y la libre expresión estaba en juego- Fuera de la comisaría en la plaza de la Concordia le esperaba una multitud que los recibió entre vítores y aplausos.

Hoy se cumplen veinte años de la toma de la Catedral de Sevilla y aunque algunos no nos acompaña porque han fallecido y otros se han pasado al bando enemigo es de justicia recordarlos en esta fecha tan significativa. Debemos rendierles un tributo a los que se jugaron el pellejo: Tupak Raúl Tinoco, Carlos Dioses Sarmiento, Daniel Tinoco, Sofía Quispe, Patricia Guerrero, Carlos de Urabá, Fernando Marín Pacheco, Yemina Zárate, Antonio Michuy, Marta Guerrero Mayo, Miguel Samanez, el chileno Alexis de Talca, Maribel García Goicoechea Carlos Haines, Victoria Curry, Enrique Triano, y otros tantos nombres que si omito les pido, por favor, que me disculpen pues mi memoria es muy frágil.

De la Expo 92 sólo queda la chatarra oxidada y el proyecto frustrado de la futura ciudad tecnológica « Cartuja 93 » De los delirios de grandeza socialistas no hemos heredado más que deudas, corruptelas y malversaciones. Pero no podemos bajar la guardia pues el españolismo y la Corona Real ya comienzan a preparar el VI Centenario del Descubrimiento. La fundación 2092 del del neo-conquistador y perro sabueso Miguel de la Cuadra Salcedo es una prueba de ello. Con ochenta años de anticipación preparan las futuras celebraciones confiados en que sus cachorros puedan recoger el fruto de sus chanchullos y marrullerías.

Carlos de Urabá 2011
Mar Muerto


- e-mail:: rebeldeya@yahoo.es




  anadir commentarios>>